Pamplona Lugar de interés


Fundada por los romanos y atravesada por el Camino de Santiago, Pamplona es hoy una ciudad moderna y acogedora con una amplia oferta de actividades: pasear entre murallas centenarias y calles adoquinadas; descansar en parques y terrazas; saborear sus deliciosos pinchos; visitar monumentos con historia; acudir a espectáculos de primera o admirar deportes con solera como la pelota. Además, su céntrica ubicación geográfica la hacen perfecta para conocer cómodamente la diversidad de la región. Le presentamos los principales lugares de ocio y cultura de la capital navarra y lo más destacado de su historia.Desde el bello Puente de la Magdalena de Pamplona, sobre el río Arga, la ruta atraviesa dos carreteras seguidas y asciende por camino peatonal entre murallas al Portal de Francia, antiguo acceso a la ciudad fortificada. Pamplona WallsRecinto amurallado medieval: 5 kilómetros de paredes, bastiones, baluartes, portales, medias lunas, revellines y fuertes dotan a este conjunto defensivo de la sobriedad y la sofisticación que le han valido ser declarado Monumento Nacional y ser considerado como uno de los complejos bélicos más interesantes y mejor conservados de España. Conozca su historia desde el nuevo centro de las Fortificaciones de Pamplona.La Ciudadela, fortaleza y pulmón verde de la ciudad: considerada como el mejor ejemplo de arquitectura militar del Renacimiento español, alberga en sus interior, otras fortificaciones y edificios menores que se destinan a actividades de ocio y exposiciones. Prados y arbolado ocupan su perímetro, que es conquistado cada día para la práctica de actividades deportivas.Minizoo en los fosos de la Taconera: este bonito parque de aire versallesco nos reserva numerosas sorpresas: portales a modo de arcos de triunfo, monumentos ilustres como el de Julián Gayarre o antiguas esculturas como la popular Mariblanca, arcos ojivales, fuentes y un coqueto café... Pero sin duda su elemento más curioso es el pequeño zoo que alberga en sus fosos y en el que conviven ciervos, patos, faisanes, cabras, cisnes o pavos reales. Pamplona Plaza del Castillo Plaza del Castillo: centro neurálgico de la ciudad. Se trata de un cuadrilátero imperfecto del que parten las callejuelas estrechas del casco antiguo. Está rodeada por un buen número de coloridas casas del siglo XVIII en las que destacan balconadas, torretas, áticos y ventanales. Además, la huella de Ernest Hemingway está presente en numerosos de sus rincones como el mítico Café Iruña, el Gran Hotel La Perla o el bar Txoko.La Plaza de Toros de Pamplona es el coso taurino proyectada en 1920 en el Segundo Ensanche de Pamplona para festejar las corridas de toros. Cuenta con un aforo de unos 19.720 espectadores. Es mundialmente conocida por la meta de los encierros de la Feria de San Fermín.

 

Pamplona City Hall

AyuntamientoLa Casa Consistorial ocupa el corazón del Casco Antiguo de la ciudad. Su emplazamiento no es casual. El rey Carlos III el Noble promulgaba en 1423 el Privilegio de la Unión y ordenaba el levantamiento de este edificio en la confluencia de los tres burgos existentes hasta entonces: Navarrería, San Saturnino y San Nicolás, poniendo así fin a siglos de rencillas y enfrentamientos entre los vecinos de estas demarcaciones.Cada 6 de julio a las 12 del mediodía, millones de personas de todo el mundo tienen sus ojos puestos en la fachada del Ayuntamiento de Pamplona. Los medios de comunicación recogen el espectacular y multitudinario momento en que el "chupinazo", un cohete lanzado desde este edificio, anuncia el comienzo de las fiestas "famosas sin igual" de San Fermín.Catedral de Santa MaríaUbicada sobre el promontorio del Casco Antiguo de Pamplona, en idéntico lugar en que se asentó la Pompaelo romana, se encuentra la Catedral de Santa María, obra culminación del gótico de los siglos XIV y XV. Este emblemático monumento es el que más reliquias histórico-artísticas atesora de la ciudad. En ella se coronaron los reyes, se reunieron las Cortes y durante tres siglos tuvo su sede la Diputación del Reino. La sobriedad de su fachada neoclásica, obra de Ventura Rodríguez, contrasta con la estética gótica del interior del templo, cuya nave central, de 28 metros de altura, alberga el bello sepulcro de Carlos III de Navarra y su esposa Leonor de Castilla. Pero la verdadera joya de esta Catedral es su claustro, considerado como uno de los más exquisitos del gótico universal, y de obligada visita para cualquier visitante.Desde la fundación romana de Pamplona el solar de la Catedral siempre ha sido elegido como sede del principal templo cristiano de la ciudad. Allí fue precisamente donde Carlos III El Noble ordenó construir el actual recinto al más puro estilo gótico, inspirándose en otras fabulosas catedrales como la de Bayona, en Francia. Su ubicación en pleno Camino de Santiago, hizo que el edificio presentara un ábside poligonal con deambulatorio, característico de las iglesias de peregrinación.La catedral de Pamplona fue restaurada entre 1992 y 1994 en unas obras que rescataron parte de la rica policromía que en origen cubría muros, pilares y cubiertas, y que ocultaba un repinte de 1773 que imitaba el color de la piedra, y que acrecentaron la luminosidad del templo, con lámparas recubiertas en plata forjadas en talleres de Granada. Las obras de restauración confirmaron la existencia de templos anteriores de los siglos VI y X, además de permitir la aparición de una cripta románica bajo el ábside izquierdo del templo.Pamplona Cathedral Fiestas de San FermínDel 6 al 14 de julio la palabra "fiesta" se escribe con mayúsculas en Pamplona. Llegan los Sanfermines. Cuando el "chupinazo" estalla, la capital se transforma en una explosión de vida. Miles de personas de todo el mundo inundan esta ciudad que se tiñe de blanco y rojo. La calle se convierte durante unos días en un derroche de fraternidad, alegría, música y juerga ininterrumpida al compás de las charangas y las peñas. El Encierro es el único momento del día en el que la fiesta se contiene y la tensión invade el recorrido minutos antes de que los toros inicien su carrera tras los mozos. Un estallido de sensaciones culmina en la Plaza de Toros. La fiesta continúa con el "caldico", el chocolate con churros, los Gigantes y Cabezudos, el aperitivo, la corrida de toros o los fuegos artificiales, que dan paso a la algarabía nocturna. 

Enviar comentario

Equipos de camino


Nada innecesario exactamente lo que necesitas para tu Camino.